Somos reproductoras del mundo


Literal y metafóricamente.

Nuestro vientre reproduce a nuestra raza. Nuestro vientre es la esperanza de la supervivencia del ser humano.

Pero también reproducimos lo que conlleva el ser humano: amor, pero también odio; alegría, pero también dolor.

Muchos estudios han demostrado que las mujeres somos las principales reproductoras del machismo, porque desde que somos madres comenzamos a "educar" para crear "machitos". Les impedimos romper el cordón umbilical con chantajes; les recordamos eternamente que ninguna mujer es como su madre, que ninguna le sabrá resolver mejor sus problemas que su madre, incluyendo cocinar. Las madres les pedimos que no laven, que no recojan su plato, que para eso nos tienen o para eso está su hermana. Y si su esposa lo hace enojar, le aconsejamos que la "meta en cintura" para que aprenda. Las madres que son maestras también reproducen el machismo. Prefieren a los alumnos que a las alumnas, porque ellos sí lograrán seguir estudiando, en cambio las niñas terminarán... pero truncando los estudios, ¿para que perder tiempo en ellas?

Hemos pensado estas y muchas más formas en que las mujeres-madres hemos reproducido el machismo. Pero...

Ahora sabemos que no es "natural". Que hemos educado así porque así fuimos educadas. Y cada día tratamos de romper esta espiral de poder y de violencia, de reproducción de la misoginia y el machismo. Ahora estamos reproduciendo no sólo mejores hombres, sino también mejores mujeres, porque sin duda, lo que le suceda a un sexo repercutirá siempre en el otro, sea bueno o malo. Ahora buscamos que lo que tengamos que reproducir, sean mejores formas de convivencia entre los dos sexos, basadas en el respeto, la igualdad de oportunidades y el reconocimiento de las diferencias.


3 comentarios:

~OnlyMe~ 10 mayo, 2007 18:28  

Siempre he pensado que la mujer creó y fomenta a diario el machismo... tienes muchas buenas teorías y fundamentos sólidos... seguiré pasando por aquí...
Un abrazo.

evilpredator 20 mayo, 2007 01:14  

Me habeis leido la mente...Eso mismo predico hace ya años.

Tienes razon, es un circulo vicioso duro de romper, tal vez , conforme pase el tiempo y esos patrones de comportamiento nocivos vayan desapareciendo emerga una sociedad mas humana y equitativa

Femina 13 mayo, 2008 00:20  

Tal vez no es que fomentemos el machismo de manera conciente; son patrones implantados en nuestra mente desde que somos pequeñas. Un modelo que seguimos y creemos "normal".
Las preferencias de sexo se da, en ocasiones, por una negación de nuestro genero. Nos sentimos tan inferiores, que pretendemos idolatrar a los hombres. El circulo vicioso terminará cuando nosotras queramos.

Aquí un hombre que ama a las mujeres y hace a un lado la importancia del hombre (no es nada contra ellos):
Heinz Wölpe:
"En el principio sólo había un sexo, evidentemente femenino, que se reproducía automáticamente. Un ser mediocre comenzó a surgir en forma esporádica, llevando una vida precaria y estéril frente a la maternidad formidable. Sin embargo, poco a poco fue apropiándose ciertos organos esenciales: Hubo un momento en que se hizo imprensidible. La mujer se dio cuenta, demasiado tarde, de que le faltaban ya la mitad de susu elementos y tuvo la necesidad de buscarlos en el hombre, que fue hombre en virtud de esa separación progresista y de ese regreso accidental a su punto de origen".